La Incoherencia Debilita

71e34539-582c-437a-954c-58e8a3f25ce1

En referencia a la imagen, da risa el comentario, pero hay mucha verdad en ella. Y ¿acaso la mujer de la imagen esta incoherente? De seguro que sí, y eso ocurre porque lo que piensa, siente y actúa no van unísono con la supervivencia y el placer.

Posiblemente ella:

Piensa: que tiene que hacer dieta

Siente: que tiene hambre y eso no es placentero

Actúa: la sociedad estipula que hay que hacer la dieta para llenar un estándar de belleza

Supervivencia: sólo quiere placer, gozar y vivir.

En la actualidad casi todos nuestro los alimentos contienen azucares. Cuando hacemos dieta bajo en carbohidratos y bajos en azucar, el cuerpo que ya está acostumbrado y adicto a los asurares sufre una especie de síndrome de abstinencia, que no está nada alejado a lo que podría sentir un adicto a las drogas.

No es broma para el cuerpo y especialmente para el cerebro la privación de glucosa, es cuestión de supervivencia. Es por ello que las dietas con privación total de carbohidratos y a pesar de cumplirlas al pie de la letra dan como resultado el efecto rebote.

En ocasiones es tan fuerte la dieta que el cerebro activa un programa de supervivencia en el hígado para almacenar la grasa, y luego usar la grasa posteriormente en caso de que la hambruna prosiga, ese programa se activa por miedo a morir de hambre, falta de bocado, de sustento dando como resultado tumores, hígado graso y más. Otro factor a tomar en cuenta es que el cerebro le ha dado al dinero la simbología de alimento.

“No hay que jugar con la salud” como dice la imagen, los gorditos me apoyan jajajaja, es por ello que antes de someterse a una dieta estricta sería recomendable que esa dieta sea revisada por un especialista en nutrición.

 

Por Carmen Cruzzco

Psicoterapeuta de avanzada.

Psicología energética.

Escribe un comentario