El Deseo Sexual & La Muerte

Confesiones de mis Accientes:

…“Tras enterrar a mi padre y llegar a la casa me entraron unas ganas enormes de hacer el amor nada normal. Del llanto histérico pase a una pasión desbordante que hasta mi novio se asustó”

…“Que vergüenza contigo Carmen, pero necesito decirte lo que me ha estado molestando, después que mi amado cuñado murió, nos quedamos solos mi pareja y yo cuidando el cadáver de mi cuñado, y nos entró una furia por hacer el amor, era incontenible, tan locos nos pusimos que no me cuide y creo que estoy embaraza. Me siento mal por lo que hicimos al frente de nuestro amado cuñado”

 ¿Te suena conocido? ¿Has sacado la cuenta que tu madre no espero nada para tener un hijo tras la muerte de un familiar muy querido para ella?

¿Te has dado cuenta que después de grandes catástrofes nacen muchos niños, que cuando alguien muere nace otro?

 

El ser humano tiene ante sus ojos la respuesta de todo, es lo que llamamos la sabiduría popular, sin embargo no enlazamos los hechos.

 

¿Qué pasa con los hijos marcados con esas situaciones?

Para el nuevo integrante de la familia es una carga muy pesada, en ocasiones el niño viene arrastrando hasta 4 generaciones sobre si. Entonces se supone que desde el nacimiento del nuevo bebé se identifique con el muerto, así tendrá aceptación, o reconocimiento como miembro del clan.

El clan espera de él que tome consciencia, repare, desactive o transmute el conflicto para así librar al árbol genealógico del drama. Sin embargo casi nunca pasa lo antes dicho, que tome consciencia, y así pasa la vida actuando la vida del otro, sin vivir su propia vida, haciendo lo mismo que el difunto o en espejo (haciendo todo lo contrario). Un ejemplo sería: Muere el abuelo alcohólico, y el ser que nació está destinado a tomar licor, o contrariamente aborrecer el licor, pero son los mismos, su vida será insatisfecha, sintiendo que no está completo, representando roles que no le llenan.  A lo antes descrito el argot popular le llamaría la reencarnación del abuelo, en lenguaje transgeneracional se le llama Fiestamanía.

 

Fiestamanía

Concepto introducido por el transgeneracional, se refiere al impulso de hacer el acto sexual después de la muerte de un ser querido, como un hijo, un padre, una madre o un hermano a quien se quiere muchísimo. Se le llama fiestamanía por la vergüenza y la culpa que conlleva tener sexo cuando se supone que debería estar de luto o en duelo. Con la fiestamanía se garantiza la reposición del muerto por otro, es un anhelo inconsciente. De esta forma también se le da la oportunidad al muerto o al clan de sanar, resolver los conflictos que estaban sin resolver.

 

 

Carmen Cruzzco

28 años como psicoterapeuta

Creadora del método cuántico TransBioNeuroEFT y el termino ACCIENTE

3

  1. Norma Flores
    Febrero 8, 2017

    Interesante interesante!!

  2. SONIA TIBOLA
    Febrero 11, 2017

    Excelente Dra. No se imagina como me ayudaron sus terapias y como ahora entiendo tantas cosas…..Dios la bendiga

  3. carmen
    Febrero 23, 2017

    Yo siempre me acuerdo de ti, un cálido abrazo

Escribe un comentario